domingo, 2 de mayo de 2010

¿Es Steve Jobs otro comunista de toda la vida? PUES QUE PIJO HACE PROMOCIONANDO PUBLICO, EL PANFLETO DE ROURES EL ROJO


¿Es posible que Apple haya  decido poner las cartas sobre la mesa y que de la mano del propio Steve Jobs tan multimillonario como otros pocos , se declare de izquierdas de toda la vida y comunista que te cagas a más no poder y por eso promocionan el panfleto Publico de otro pobre multimillonario como el dueño de la Sexta y gran colegi de nuestro amado presi Setapé?

Apple, ¿por qué nos haces esto?

PUBLICADO EN LIBERTAD DIGITAL
2 de Mayo de 2010 - 17:48:49 –
Fernando Díaz Villanueva

El argumento definitivo para no comprarse un iPad, y para hacer una firme campaña contra él, y para echárselo en cara a quiénes se lo compren, y para escribir a Apple España (un tal Paco Lara se llama el pollo de prensa) y recordárselo, y para vender las acciones de Apple Inc. si es que las tiene, y para evitar comprar productos de esta marca para siempre jamás.
La razón, simple, es esta:
Si, en la página web española de la compañía se anuncia el iPad que, con retraso, saldrá para finales de este mes. Hasta ahí nada raro, incluido el sempiterno retraso de los productos Apple, que salen en Europa cuando les da la gana y a una paridad dólar-euro cuando menos caprichosa. El que ha comprado algo a esta gente sabe que, desafiando la cotización de divisas, 399 dólares son 399 euros, y a veces 499 euros. Debe de ser que llevar el iPod de China a Detroit es más caro que hacerlo a Valencia. En fin, doctores tiene la manzana.
Lo bueno no está en el continente, sino en el contenido. Miren, miren bien. Sí, es la portada del diario Público, y por duplicado, apaisada y en modo A-4.
 De entre los miles de diarios y páginas web que hay en España, digo miles por no decir decenas o centenas de miles, han elegido a Público, un diario minoritario, de extrema izquierda, un panfletillo zapateresco y bufón que apuntala las razones de los que mandan, una cuartilla infame, propalestina, antisemita y batasunoide, un amago de periódico que distribuye obras de un genocida como Lenin, un pozo pestilente donde se da curso a todas las causas serviles que en el mundo han sido, donde se jalea la mentira, el rencor y la pseudociencia.
 Un dechado de todo lo malo que habita en el alma humana. Un editor de pancartas, un acuñador de eslóganes, un agitador que haría las delicias de los agentes de la difunta Stasi. Un Gara manco y cojo editado en la calle Caleruega, a tiro de piedra del aeropuerto de Barajas y de las fosas de Paracuellos. Un insulto impreso con periodicidad diaria para los 100 millones de cadáveres que, orgullosos, enterraron los ancestros ideológicos de los que hoy hacen Público. Un subproducto propagandístico de su patrono, creador y alma máter, Jaume Roures, millonario marxista que alfombra con su espalda los desmanes del Gobierno.
¿Eso es lo que quiere Apple, lo que quiere Paco Lara de tal, lo que quiere su baranda Juan Antonio Castellanos que leamos en su iPad? Lo llevan claro. Lo que después de tamaña felonía no sé es por qué lo han hecho, por qué Apple se orina sobre el 90% de los españoles, por qué hace esto a sus usuarios, los que, hasta ayer, pensábamos que esta era una compañía que se dedicaba a hacer buenos ordenadores, buenos sistemas operativos, buenos reproductores de MP3 con o sin teléfono móvil incorporado… y nada más. Tal vez porque Roures ha pagado la inserción, o tal vez porque dentro tienen un Willi Münzenberg que añora al padrecito Stalin, o tal vez porque piensan que Público es un diario normal, corriente y moliente, como el Niu Yor Taims o el Guasinton Poust. No, no lo es. Es un Pravda, un Granma, un vulgar Neues Deutschland a todo color y bien surtido de dinero del fútbol y favores políticos.  
Algo tan elemental Paco Lara debería saberlo, Juan Antonio Castellanos, burgués capitalino, flamante MBA del IESE (que no es, precisamente, una escuela de oficios para el proletariado rural), también debería saberlo. ¿Comulgan con las ideas que Público esparce, con sus mitos y añoranzas, con sus celebraciones, con su imaginería de lenines, proudhones y oteguis, o simplemente emiten la factura pro-forma y a otra cosa? Si es lo primero, malo, si lo segundo, peor. Ahí queda. El que tenga oídos para oír y un MBA en el IESE, que oiga.

¿EL JOBS ES TROSKISTA COMO YO LO FUÍ…?
¡CLARO, LOS RICOS SE PUEDEN PERMITIR ESTAS COSAS!
 YO, COMO NO HE SALIDO DE POBRE, LO TUVE QUEDEJAR HACE UNOS 30 AÑOS… LO DE SER TROSKISTA DE SALÓN ME REFIERO.
QUE PUTOS CABRONES LOS RICOS ESTOS… 
¿MIRA QUE SI NO SABE QUE EL TONTO DE SU JEFE ESPAÑOL ESTÁ EN ESTA ONDA?

PUES LE VOY A MANDAR UNA CARTA QUE NO? POR INFORMARLO AL POBRE.