martes, 14 de septiembre de 2010

Dry Martini y Bloody Mary, delicias para entrar bien en el otoño

En las bebidas de otoño predominan sabores como la manzana, la vainilla o la naranja y abundan los colores ocres tan típicos de la temporada.

Mezclas diferentes, originales y exquisitas  para demostrar que el coctel es para todo el año y cada día  y que podemos elegir entre cientos de posibilidades, por lo que los amantes de una buena copa pueden deleitar su paladar en cada temporada.










Pero estamos llegando al otoño y de las miles de recetas voy a recomendar dos apropiadas que además aún conservan los recuerdos del verano.

Empiezan las inauguraciones de eventos de casi todo tipo y las chicas aprovechan para ir despampanantes, otra cosa más a favor del coctel.

Esta es una buena época para salir de los tragos clásicos pero no renuncio a subir estos dioses de la coctelería mundial.

Otoño coctelero


Dry Martini

El jugo de un  limón o lima

Un chorrito  de ginebra seca

Un chorrito de  Martini blanco seco

1 rodaja en media luna de limón

Preparación:

Combine  en un vaso mezclador con abundante hielo todos los ingredientes.

 Si agitas en exceso se convierte todo como un pastizal poco elegante, mejor con calma, que cada bebida se coloque en su sitio por su propio peso... por cierto... la aceituna u oliva...sin aceite por favor, sin aceite y sin anchoa, ni una gota sola, ¿vale?








El Bloody Mary es otra delicia de otoño.

Una sencilla y sabrosa combinación de zumo de tomate, vodka, sal, pimienta y gotas de tabasco.

 Sin duda es una de las bebidas más populares del mundo el Bloody Mary,  tiene muchas posibilidades de combinación aunque la base fundamental es intocable, a mi me gusta también  este preparado, con la  variante que lleva un berberecho con una gota previa de limón.








Muchos expertos camareros lo adornan con rodajas de limos, tallitos de apio de su parte más tierna y olorosa, sobre gustos... ya sabeis.