viernes, 2 de septiembre de 2011

Vanessa Hudgens, la tentación de Tarantino y unos cuantos más

Vanessa Hudgens, es de esas chicas con un cuerpo despampanante, un descaro indisimulado, el típico inicio de carrera como estrella infantil y un ex novio famoso. Un coctel demasiado habitual.

Así se presenta Vanessa Hudgens en la meca del cine, y además con el enchufe no pequeño de ser la última tentación de Tarantino, que suspira por su anatomía.

Hombre, ya sabemos que el feo, tonto, tonto… no es mucho.

Vanessa Hudgens dio sus primeros pasos como 'chica Disney', tal y como antes hicieron estrellas como Lindsey Lohan, Christina Aguilera o Britney Spears. Y ya sabemos lo que pasó con ellas.Algo así como cuentos de hadas.

De ídolos adolescentes, a jóvenes descocadas, protagonistas de mil y una polémicas. Vanessa está en ello, dicen que pone mucho interés en ser protagonista de demasiadas cosas.

Vanessa Hudgens tiene 22 años y ha aparcado su imagen de adolescente para sacar partido a su exhuberancia femenina que está claro que se va a desbordar de un momento a otro.

Se desmarcó de Zach Efron, el ex novio en la ficción (High School Musical) y en la realidad, al que las malas lenguas dicen que utilizó como lanzadera, y empezó a frecuentar los ambientes más sórdidos de Hollywood.

Yo no puedo asegurarlo porque estaba muy liado y tal y me perdí esa clase.

Por sus venas corre sangre variopinta, es decir, mu mechada no se sabe bien de que manera.

Su padre es de origen irlandés y nativo americano, mientras que los ancestros de su madre son aún más rocambolescos: chino-hispano-filipina.
Vanessa Hudgens,la tentación de Tarantino
Ese cóctel ha dado un resultado despampanante, pero yo no digo nada, mirenlá y luego me lo dicen.

Curvas sin fin en un cuerpo menudo pero no se si manejable (1,60 metros de altura) y un descaro con el que ha posado así de sugerente.

Seguro que hará arder Hollywood en los próximos años.Tiempo al tiempo.

Fotos: DTLUX